Aliviar el dolor de espalda con Qi gong

Puedes probar con almohadillas calientes, colchones de lujo, y otros remedios diversos. Quizá aliviarán tu dolor de espalda o lumbago por un tiempo. Pero, la práctica del milenario Qi Gong te dará resultados más duraderos.

Si eliges aprender y practicar Qi Gong con María Sanz encontrarás sencillas rutinas que pueden hacer personas de cualquier edad que tienen molestias en la espalda. Buscamos una curación suave, progresiva y estable. Este breve extracto de ejercicios te dará una idea de lo asumible que son para la mayor parte de la población.

Todo ese tiempo en el teléfono celular y la computadora provoca dolor, malestar y tensión en nuestros cuellos y distintas zonas de nuestra espalda. Los sencillos ejercicios te permitirán liberar la tensión bloqueada, sirven para restaurar la energía, y hacen maravillas para aliviar diversos dolores como en la cabeza, en la mandíbula, opresión en los hombros y más.

Hola soy María Sanz, y te doy la bienvenida a Qi gong para el dolor de espalda.

Si te fijas en la naturaleza verás que hay cosas rígidas y quebradizas, normalmente son cosas enfermas. También hay cosas flexibles y y fluidas que normalmente asociamos con saludables.

Gracias al Qi gong podrás desarrollar una natural flexibilidad y resistencia en tu columna vertebral. Dispondrás de una amplia gama de ejercicios que promueven de una forma natural un rango de movimiento más amplio, y te permitirán tener un movimiento más fluido en todo tu cuerpo.

Cuidando tu espalda de este modo conseguirás lo que los clásicos orientales afirman, que la flexibilidad y la suavidad son los discípulos de la vida sana.

La belleza y el regalo que nos ofrece el Qi Gong es la posibilidad de cuidar y recuperar esa flexibilidad en nuestra columna y espalda de un modo sencillo y natural. Además, conseguirás una mejora en la circulación de esa zona que también servirá para reducir los dolores lumbares, sin esfuerzos o estrés.

Nuestra espalda es nuestro soporte en la vida, y es una de las áreas más vulnerables y maltratadas por los hábitos cotidianos de sedentario, malas posturas y muchas horas en la misma posición.

Cuando utilizas el Qi Gong para cuidar tu salud, y en particular tu espalda, descubres que recuperas tu contacto con esta parte tan vulnerable de tu anatomía. típica fuente de dolores, malestares y problemas para hacer una vida normal.

Sólo dedica unos minutos al día a realizar sencillos ejercicios de Qi gong, y en breve irás notando una recuperación y mejora de tu flexibilidad, una reducción del dolor y malestar en la zona de la espalda, e incluso, mejor estado de ánimo en general.

Si estás en Conil, o vas a venir, esta información es para tí.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *